fbpx

5 falsas creencias ocultas que te están deteniendo a emprender.

Emprender un negocio puede paralizarte, sobre todo si existen dudas ocultas. ¿Pero, sabes cuáles son? Conócelas y descubre qué dice la Biblia al respecto...

Si no existiera la duda, todos tendrían el éxito asegurado.

Y si estás leyendo esto, es probable que hayas tenido que luchar con aplastar esas pequeñas voces, que te han podido llevar a dos posibles resultados: Una vida de fe o una vida de miedo en relación a tu vida y a tu negocio.

La duda es parte del camino que has decido tomar y déjame decirte que es completamente normal, pues somos seres humanos y el miedo es humano, pero nuestro Dios no lo es.

Él anhela que saltes hacia Él y tengas fe. Y es ahí, en esa atmósfera de duda donde Dios desea moverse como lo hizo en la vida de Abraham o Moisés. ¿Tuvieron dudas? Claro. Pero decidieron escuchar la voz de Dios para que dirigiera sus pasos y su camino, y al hacerlo prepararon todo un escenario donde fuera posible que Dios pudiera manifestarse y transformar sus vidas, así como Él desea hacerlo en la tuya.

¿Cuáles son las 5 dudas más comunes que detienen el crecimiento de tu negocio y cuál es la perspectiva de Dios al respecto?

1. No me funcionó en el pasado ¿Y si no me vuelve a funcionar?

El que hayas intentado en el pasado, no quiere decir que no pueda funcionar en el futuro. En primer lugar, hay un plan de Dios y toda experiencia pasada fue parte de ese diseño. No para que lo viéramos como un fracaso, sino como un aprendizaje de cara a un propósito todavía más grande.

Puede ser que hayas tratado antes y que finalmente no funcionó, pero… ¿Realmente involucraste a Dios en ese proceso? El ayer ya fue y sólo nos queda el hoy. Dice la palabra que tenemos en Cristo nueva vida. Dentro de esa vida, existen nuevas posibilidades y un nuevo futuro porque en esta ocasión Dios es parte de ese proceso AHORA:

‘’Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado!’’

(2 Corintios 5:17 NTV)

2. No sé si tengo lo que se necesita.

Si tan sólo nos viéramos como Dios nos ve. Es posible que en muchas áreas de nuestra vida, tengamos una sensación de no estar seguros de si ‘’somos lo suficiente’’ para hacer o lograr algo, pero la realidad es que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios.

Este sentimiento de insuficiencia o menosprecio propio, está muchas veces relacionados con el hecho de desconocer nuestra identidad. Con el no saber quiénes somos y peor aún, desconocer nuestro valor como hijos de Dios:

‘’Miren con cuánto amor nos ama nuestro Padre que nos llama sus hijos, ¡y eso es lo que somos! Pero la gente de este mundo no reconoce que somos hijos de Dios, porque no lo conocen a él.’’

(1 Juan 3:1 NTV)

3. Me da miedo el no poder producir dinero con mi proyecto.

Es interesante como en ocasiones solemos prestar más atención a voces internas de miedo que destruyen, que a la voz de Dios que busca construir y fortalecernos.

Las mismas escrituras dicen que su palabra será enviada, producirá fruto y no volverá vacía. En ese sentido, debemos estar expectantes a la voz de Dios y los cientos de promesas que tiene para nosotros en la Biblia, que es donde podemos oír su voz. El miedo a la incertidumbre es normal, pero no olvidemos quién nos respalda y lo que nos dice:

‘’¡Díganles a los justos que a ellos les irá bien en todo. Disfrutarán de la rica recompensa que se han ganado!’’

(Isaías 3:10 NTV )

4. ¿Qué dirán los demás?

A veces, tendemos a prestar demasiada atención a lo que otros podrían estar pensando acerca de nosotros y los pasos que damos. Cuando al final no sabemos lo que realmente piensan, ni lo que dicen sobre nosotros (y en realidad no importa). Por otro lado SIEMPRE podemos saber lo que Dios piensa acerca de nosotros y los pasos que damos. Muchas de sus palabras para nosotros, son palabras de afirmación, son constructivas y sanas. Constantemente lo vemos en la Biblia. Entonces ¿Por qué debería importarnos más la voz de la gente, que la voz de Dios?

‘’Queda claro que no es mi intención ganarme el favor de la gente, sino el de Dios. Si mi objetivo fuera agradar a la gente, no sería un siervo de Cristo.’’

(Gálatas 1:10 NTV).

5. Me da miedo porque es algo desconocido para mí.

Siempre es más cómodo caminar por donde ya hemos caminado. Es ‘’ir a lo seguro’’ o por ‘’el camino fácil’’, pero piensa por un momento que si no hubiera sido por alguien que se atrevió a cruzar a través de lo desconocido: No se habrían inventado los automóviles y seguiríamos usando caballos; No tendríamos laptops, ni celulares, no existiría Facebook, ni el internet.

Antes de todo negocio, proyecto o visión bendecida siempre hubo personajes cuya fe fue más grande que sus miedos.

‘’El SEÑOR se le apareció a Isaac y le dijo: «No desciendas a Egipto, sino haz lo que yo te digo. Vive aquí como extranjero en esta tierra, y yo estaré contigo y te bendeciré. Yo, con estas palabras, confirmo que te daré todas estas tierras a ti y a tu descendencia, tal como le prometí solemnemente a Abraham, tu padre.’’

Génesis 26:2 NTV

6. No tengo recursos para empezar.

Lo más importante acerca de empezar, es empezar. Es impresionante ver cómo Dios actúa cuando decidimos caminar y creerle. Es incómodo, puede ser retador e intimidante. Puede haber mil y un pretextos y el ‘’no tener recursos para empezar’’ puede ser uno de ellos, pero siempre podemos encontrar la manera de HACER CON LO QUE YA TENEMOS.

Una frase del autor Seth Godin que gusta mucho es: ‘’Falla rápido y barato. Falla seguido. Falla de una manera que no te mate’’.

‘’Y Dios proveerá con generosidad todo lo que necesiten. Entonces siempre tendrán todo lo necesario y habrá bastante de sobra para compartir con otros.’’

(2 Corintios 9:8 NTV).

Como hemos visto, siempre habrá creencias que nos estén deteniendo para emprender o para llevar nuestro negocio a otro nivel, pero por cada creencia que busca limitarte, hay decenas de promesas que Dios tiene para levantar tu vida, tu negocio y llevarlo nuevos territorios.

¿Qué te pareció este artículo? Déjanos tus comentarios, nos encanta leerte!

UN ANUNCIO RÁPIDO:

Si estás buscando desarrollar un proyecto, crecer tu negocio entonces únete a la lista de espera de la comunidad digital del IBE “ FEmprendedores” donde tendrás clases, recursos y muchas sorpresas, dale click aquí para saber más ya que la convocatoria estará abierta por tiempo limitado, dale click aquí: «Pre Registro»

COMPARTE Y EVANGELIZA

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Darius Torres

Darius Torres

Confiando a Dios y en sus pasos. Agrego valor y hago Marketing.

Deja tu comentario

Forma parte de la comunidad de FEmprendedores

Ten acceso a nuestro grupo VIP en facebook y beneficios exclusivos al volverte parte de los FEmprendedores.

Instituto Bíblico Empresarial 2019. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Se parte de los FEmprendedores

Beneficios exclusivos al ser parte de la comunidad

Recibe acceso a nuestro grupo de crecimiento, un kit digital de regalo y participa de beneficios exclusivos.

No enviamos SPAM lo odiamos y tampoco compartiremos tus datos.