Camino seguro limitado vs Camino de fe con posibilidades infinitas

Una de las cosas más difíciles para mí al momento de emprender, fue tener dos panoramas muy distintos: Uno de ellos un camino seguro, pero limitado. Atractivo a corto plazo, pero incierto a largo plazo. El otro: Incierto a corto plazo, pero atractivo a largo plazo. 

La pregunta aquí es: ¿Qué realmente quieres, qué te conviene y qué dice Dios acerca de esto?

Hay un precio qué pagar y a lo largo de la Biblia, vemos historias de hombres y mujeres que decidieron creer caminando. Nunca por lo que sus ojos podían ver donde se encontraban en ese momento, sino hacia donde su fe los iba a llevar.

Uno de ellos fue Abraham. Uno de los primeros personajes que vemos en la Biblia. Quien fue llamado por Dios a un camino de fe con posibilidades infinitas, no a un camino seguro limitado:

‘’El Señor le había dicho a Abram: «Deja tu patria y a tus parientes y a la familia de tu padre, y vete a la tierra que yo te mostraré. Haré de ti una gran nación; te bendeciré y te haré famoso, y serás una bendición para otros. Bendeciré a quienes te bendigan y maldeciré a quienes te traten con desprecio. Todas las familias de la tierra serán bendecidas por medio de ti.»’’ (Génesis 12:1-3 NTV).

Una de las cosas que más me fascinan de la Biblia es que usa ejemplos y vidas de personas tan imperfectas como tú o como yo para guiar nuestras vidas, en ella podemos encontrar sabiduría. Que no es cualquier sabiduría, es la sabiduría de Dios que perfectamente puede aplicarse en nuestras vidas terrenales.

Como lo mencionaba en »5 falsas creencias ocultas que te están deteniendo a emprender. Nuestros miedos son humanos, pero nuestro Dios no lo es. Enfrentamos problemas y retos de este mundo, no con armas de este mundo sino con armas y principios espirituales que no son de este mundo. 

Hoy me gustaría compartirte 3 características de personajes que caminaron con fe hacia posibilidades infinitas. Ejemplos que estoy seguro a todos nos servirán para reafirmar nuestra fe en el camino de emprender. Un camino que requiere que nos desprendamos de lo que nuestros miedos o cerebro racional pueda creer, y empezar a confiar hacía donde Dios desea llevarnos cuando decidimos creerle sólo a Él:

1- La oración:  

‘’Cierto día, poco tiempo después, Jesús subió a un monte a orar y oró a Dios toda la noche.’’

(Lucas 6:12 NTV).

¿Si el mismo Hijo de Dios pasaba largos tiempos de oración a Dios, no sería para darnos ese ejemplo de obediencia, fe y comunión con el Padre?

2- Obediencia:

Dios pudo haber llamado a cosas grandes a Abram y él pudo haber desobedecido e ignorado la voz y los planes de Dios, pero decidió escucharlo y obedecer. Y creo que es muy común que distingamos la voz de Dios hablando a nuestras vidas y animándonos a construir un negocio, a arriesgarnos y apostar por lo desconocido donde tenemos únicamente dos opciones: Ignorar y vivir un camino seguro, pero limitado e incierto a largo plazo o obedecer y ver cómo Dios bendice nuestras vidas en un camino con posibilidades infinitas. Donde podemos bendecir al resto de las naciones y nuestras generaciones, tal y como fue el caso de Abraham:

‘’Entonces Abram partió como el Señor le había ordenado, y Lot fue con él. Abram tenía setenta y cinco años cuando salió de Harán. Tomó a su esposa Sarai, a su sobrino Lot, y todas sus poseciones -sus animales y todas las personas que había incorporado a la tierra de Canaán.’’

(Lucas 6:12 NTV).

3- Caminar sobre las aguas: 

Una de las historias que más me gustan es la lección que Jesús da en la barca a Pedro y a sus discípulos. Es también una excelente analogía de cómo en ocasiones tememos y creemos imposible, lo que para Dios es posible. Cosa que puede sucedernos incluso dentro del área de los negocios: Ese nuevo cliente, un crecimiento a otro nivel que hemos estado anhelando o simplemente iniciar. La historia acerca del caminar sobre las aguas, nos muestra aunque no veamos lo que hay más allá de la neblina confíemos y vayamos hacía Jesús. Ello nos conducirá a resultados sobrenaturales que van más allá de la lógica o la razón.

‘’ -Si, ven -dijo Jesús.  Entonces Pedro se bajó por el costado de la barca y caminó sobre el agua hacia Jesús.’’

(Mateo 14:29 NTV).

4- Actuar a pesar del miedo:

El 87% de los mexicanos considera el miedo al fracaso como el mayor obstáculo que les impide animarse a emprender un negocio, de acuerdo a CNN Expansión y el Reporte Global de Emprendedores 2015.

Una historia a la que me gusta remontarme cuando necesito actuar a pesar del miedo, es la historia de Moisés, quien se creía incapaz, quien se veía como menos o no capaz. Pero a quien Dios le dijo: No serán tus palabras, ni tu fuerza o valentía, sino yo hablando y obrando a través de ti:

Pero Moisés rogó al Señor:—Oh Señor, no tengo facilidad de palabra; nunca la tuve, ni siquiera ahora que tú me has hablado. Se me traba la lengua y se me enredan las palabras. Entonces el Señor le preguntó: —¿Quién forma la boca de una persona? ¿Quién decide que una persona hable o no hable, que oiga o no oiga, que vea o no vea? ¿Acaso no soy yo, el Señor? ¡Ahora ve! Yo estaré contigo cuando hables y te enseñaré lo que debes decir.

( Éxodo 4:10-12 NTV)

Finalmente Moisés liberó al pueblo de Egipto y su caminar a través de la fe impactó a generaciones y lo que hizo ha sido recordado por miles de años; Abraham bendijo a las naciones y tuvo una descendencia más innumerable que las estrellas y Jesús libró sus batallas en cuerpo y carne, a través del caminar con fe hacia posibilidades tan infinitas como la de su resurrección.

Todos vieron más allá de su comodidad, de su camino seguro y limitado. En términos más actuales, todos decidieron emprender y creer a Dios. Todos y cada uno de ellos con resultados extraordinarios que hasta hoy siguen impactando y transformando vidas. Vidas que hoy toman la decisión de FEemprender. De poner a Dios dentro de la ecuación y sus planes de negocio e impactar y bendecir la vida de millones de personas que deciden creer y encontrar una esperanza, no por lo que sale de tu boca, sino por lo que ven a través de tu vida.

¿Y tú qué opinas, has involucrado a Dios dentro de tu negocio y qué resultados te ha dado hacerlo?

UN ANUNCIO RÁPIDO:

Si estás buscando desarrollar un proyecto, crecer tu negocio entonces únete a la lista de espera de la comunidad digital del IBE “ FEmprendedores” donde tendrás clases, recursos y muchas sorpresas, dale click aquí para saber más ya que la convocatoria estará abierta por tiempo limitado, dale click aquí: «Pre Registro»

Cultura de reino empresarial, lo que todo emprendedor debe de saber para consolidarse

¿Cómo saber para qué trabajas si no tienes una guia de referencia? No es la misión, visión o valores, es la cultura! 

Romanos 12:2 Nueva Traducción Viviente (NTV)

2 No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.

La cultura es la suma de todos, es lo que hace que las personas conecten con tus ideas o proyectos, es un imán para clientes y es un soporte para tus colaboradores. 

La biblia nos habla de ser renovados y adecuarnos a una cultura de reino, no apegada a las conductas humanas sino a la de Dios que es buena agradable y perfecta! Tu visión temporal nunca podrá ser mejor que la visión eterna de Dios. 

¿Como tener un negocio con una cultura eterna? Bueno hoy te quiero compartir 6 principios que seguro te darán claridad. 

1. Propósito: ¿Qué se quiere lograr? 

No se trata del resultado económico, comúnmente me toca escuchar “ser la empresa #1 de la región , reconocida por su calidad en el serv ZZZZzzzzz” esa es una meta pero no el propósito. ¿A quién quieres bendecir no que esperas recibir? ¿Cómo vas a hacerlo?, por ejemplo: Ofrecer una experiencia mucho más personal a quienes buscan un café , son más claros, más reales y más HUMANO!

2. Valores : ¿Qué modelo moral quieres tener? ( sugiero que esté basado en los 10 mandamientos). La transparencia, integridad y amor por el prójimo son la fórmula perfecta para ser una organización atractiva, cuida a tus clientes y personal y Dios cuidará de ti y tu negocio. 

3. Comportamientos: ¿Qué es negociable y que no? Tus clientes y colaboradores deben saber que es tolerable y que no , eso afecta el mover de Dios en tu negocio y la relaciones que se generan, la conducta como vimos es parte fundamental para accionar una relación con Dios, debes de poder escalar la relación y conductas que Dios te pide a tu negocio! No imites la corrupción, maltrato, sobornos, mediocridad, practicas antiéticas, sino imita todo lo bueno y desecha todo lo malo. 

4. Reconocimiento: Todo buen empresario reconoce, reconoce que no llega a donde está por la ayuda de otros, desde tu familia, amigos, colaboradores y clientes! ¿Has escuchado lo de empleado del mes? o ¿Premio de cliente frecuente? reconocer la relación es una muestra genuina de amor por el prójimo, no por conveniencia sino que das con alegría, por que recuerda que Dios ama al dador alegre. 

5. Actividades de poder: son una serie de actividades que se hacen para fortalecer el proyecto que acercan al propósito de la organización, esto debe de afectar positivamente tanto a colaboradores como clientes, agradecer a tus colaboradores y clientes es agradecer tu avance,  es agradecer a Dios, no cometas el error de cortar la bendición, celebrar las pequeñas victorias como “Pedir pizza si se logra x meta” o premiar al cliente 100 de cada mes, permiten conocer a todos que están avanzando y conquistando. 

6. Señales: El pueblo de Israel necesitaba tener señales de que estaban siendo apoyados por Dios para avanzar y conquistar, también tus colaboradores y clientes necesitan saber que estás para ellos, de manera interna y externa deben poder conectar con el propósito de manera constante y continua, no demerites un cuadro, un post o una frase. 

7. Asociate con Dios: Todo emprendedor debe tener siempre un tiempo especial para dialogar, conversar, delegar y agradecer directamente con Dios, Jesús nos dió ese acceso y no lo desperdicies, Dios quiere trabajar en toda tu vida, en todas tus áreas y quiere que tu dependencia esté en Él y no en los resultados, eso detonará un crecimiento en tu negocio, en tus finanzas, en tus relaciones y en tu progreso personal, conecta con el mentor de mentores y consejero eterno. 

Como vimos, la raíz de tener una cultura exitosa conforme a la visión de Dios es una que primero se nutre de la relación  espiritual con Dios para después ser bajada a un mundo terrenal, eso es trabajar de la mano de Dios, una renovación constante de nuestra mente y conductas ajenas al comportamiento normal te harán un emprendedor diferente, uno extraordinario, un FEmprendedor

¿Cuál es la mejor manera de definir tu cultura?

Un ejercicio rápido es escribir el obituario de tu negocio, ¿Qué lograste? ¿A quienes impactaste? ¿Cómo usó Dios ese proyecto para bendecir , evangelizar y avanzar el reino? ¿Cómo te definieron colaboradores y clientes? 

¿Qué te pareció este artículo? Déjanos tus comentarios, nos encanta leerte!

UN ANUNCIO RÁPIDO:

Si estás buscando desarrollar un proyecto, crecer tu negocio entonces únete a la lista de espera de la comunidad digital del IBE “ FEmprendedores” donde tendrás clases, recursos y muchas sorpresas, dale click aquí para saber más ya que la convocatoria estará abierta por tiempo limitado, dale click aquí: «Pre Registro»