No sirves para vender por que no sirves

Quiero poder aclarar o empezar este tema con una cuestión mental más que otra cosa. 

Suena fuerte si lo lees sin entender el contexto, pero efectivamente no sirves para vender por que no sirves, y no me refiero a la falta de capacidad.

La venta es parte del servicio y no es ajena el, así como evangelizar es parte de ser un seguidor de Jesús y no solo asistir a la iglesia de hecho es muy importante, sin evangelismo no hay miembros así como sin ventas no hay clientes. 

El labor más grande de cualquier FEmprendedor es ser un evangelista de su negocio, uno de los mejores vendedores de hoy en día dice que debes reconocer que vender es tu deber y obligación, curiosamente a los empresarios que comparten la misma fe que yo puedo ver que su capacidad de vendedor les ayuda a ser unos excelentes evangelistas de su fe por eso son personas sumamente influyentes y atraen a personas a Jesús. 

Es más tu percepción negativa sobre las ventas que la negativa de las ventas, me encanta poder hacer estas referencias cruzadas, piensa lo siguiente:

Si tu al aceptar a Jesús recibiste una renovación, paz, restauración y una nueva y mejor vida te lleva de manera obligatoria a compartir a otros, esto no solo por lo que recibiste o por como te hace sentir sino que al hacerlo con una convicción real del resultado y el beneficio para la otra persona por que tienes aprecio, empatía y amor por ella. 

Vender es muy sencillo aquí te dejo unos tips FEmpresariales para tus ventas: 

1- Preocúpate:  Conoce a la persona antes de compartir lo que tienes para ofrecer, recuerda que a las personas no les interesa cuanto sabes hasta que saben cuanto te importan. 

2- Aprecia: Reconoce el aprecio, un cliente es una persona que no solo te dará un ingreso sino que también deposita su fe en ti, en tu negocio a cambio de su bienestar, tienes que tener la capacidad de mostrar siempre un corazón agradecido. 

3- Prepárate: La venta comienza cuando te dicen NO, me encanta como en 1 Pedro 3:15 nos dice que estemos preparados para dar una explicación con humildad y respeto, esto aplica para lo que ofrecer y para tus creencias, siempre estar a un paso de la otra persona no solo te permite servirle mejor sino que también tener mayor tranquilidad. 

4- Busca no esperes: Como seguidores de Jesús debemos recordar el espíritu que nos fue dado uno de poder, amor y dominio propio, osea que debes ser valiente  debes moverte continuamente e ir por aquellos que se pueden beneficiar de lo que tienes que ofrecer. 

5- Se transparente:  Al vendedor comúnmente se le conoce como alguien malo, estafador o egoísta, este no debe de ser tu caso, de hecho siguiendo los primeros 2 casos eso te lleva a saber siempre si lo que ofreces es lo que la otra persona necesita, de lo contrario le podrás recomendar otra cosa, no tienen idea lo malo que es trabajar con clientes que no necesitan lo que ofreces, siempre termina afectando y costando más, por eso la transparencia es una ayuda para ambas partes. 

Por último quiero cerrar con que te enamores de solucionar el problema de tus clientes, que permitas que Dios siempre vaya delante de ti en cada venta o en cada interacción, que filtre la transacción, delégale los resultados pero reconoce que vender es servir y que al hacerlo de una manera honesta y amor dará paso a una relación para también compartir tu fe y eso creará un negocio aún más bendecible. 

Aprende a servir desde la venta y tu negocio cambiará, haz de la venta tu deber y obligación para impactar positivamente sus vidas a cambio de un intercambio monetario.

¿Qué opinas de este artículo? 

Si este artículo te hizo sentido y  estás buscando desarrollar un proyecto, crecer tu negocio entonces únete a la lista de espera de la comunidad digital del IBE “ FEmprendedores” donde tendrás clases, recursos y muchas sorpresas, dale click aquí para saber más ya que la convocatoria estará abierta por tiempo limitado, dale click aquí:  «Pre Registro»