fbpx

Cómo pedirle efectivamente a Dios

¿Tienes una necesidad en el área financiera, salud , relacional o espiritual?

Todos nosotros tenemos necesidades que buscamos resolver y muchas vecess recurrimos a Dios para que el las supla, lamentablemente lo hacemos sin razonar y sin entender cómo debemos pedir a Dios si lo hacemos correctamente seguramente lo recibiremos, hoy aprendemos cómo. 

La biblia nos muestra algunas claves para poder pedir a Dios y Dios se complace en cubrir nuestras necesidades por que eso habla de nuestra dependencia y reconocimiento de Él en nuestras vidas. 

Pedirle a Dios no es un acto automático que debemos hacer sino entender cómo hacerlo va a determinar la calidad de nuestra respuesta o resultado, muchos ignoramos  así que quiero poder darte unos consejo práctico para cambiar tu manera de pedir y seguramente cambiará tu manera de recibir. 

No te apresures en pedir, medita en tu petición:

Eclesiastés 5:2 (NVI)

No te apresures, ni con la boca ni con la mente,

a proferir ante Dios palabra alguna;

él está en el cielo y tú estás en la tierra.

 Mide, pues, tus palabras.

Muchos de nosotros buscamos que Dios nos RESUELVA el problema, caemos en un estado de pereza, pánico y no tomamos el tiempo para analizar la situación, los recursos disponibles, las acciones que podemos hacer, posiblemente hay cosas que DEBES y PUEDES hacer pero inseguridades o pensamientos no nos permiten accionar y avanzar.

En vez de pedir “Dios ayúdame a salir de la crisis de mi negocio” pide “Dios ayúdame a tener ideas, conectar con personas que me puedan ayudar a salir de esta crisis y con ello desarrollar aún más mi potencial dado por ti y pasar de problema a un testimonio” . 

¿Qué diferencia no? La primera petición habla de un niño mimado y perezoso y la segunda de un hijo que reconoce que es un trabajo en conjunto, que puede sacar provecho para crecer en más áreas y que el sobrellevar esa situación exitosamente será un testimonio de alcance. 

Si antes de orar y pedir meditas entonces Dios te permitirá ver que cosas son tu responsabilidad , que busca desarrollar en ti y que cosas a Él le toca hacer. 

Entiende el impacto de tu respuesta en tu vida

Muchas de las respuestas que podemos esperar de Dios posiblemente no nos van a beneficiar y tiene que ver con peticiones emocionales y no peticiones espirituales, meditar antes de pedir nos lleva reflexionar. 

Tal vez si Dios responde tal cual tu petición Tu fe no crezca, esa relación te aleje de él, ese trabajo no te permita desarrollar todo tu potencial o propósito, esa enfermedad no te permita cambiar tus habitos, ese temor no te lleve a elevar tu seguridad. 

Juan 14:13 (NVI)

Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo la haré; así será glorificado el Padre en el Hijo.

¿Si le pidieras a Jesús que le pidiera al padre realmente le pedirías lo mismo que estás pidiendo hoy? Posiblemente haste vergüenza te daría hacerlo por que muchas veces sabemos que no es lo correcto. 

Hoy quiero que puedas entender que la calidad de tus peticiones habla de tu calidad de tu relación con Dios, la falta de respuesta muchas veces es por una falta de calidad en tu relación con Él. Dios no quiere que te vaya mal pero posiblemente te estás aferrando a respuestas que solo van afectar tu vida, recuerda su promesa:

Jeremías 29:11 (NBV)

Pues conozco los planes que para ustedes tengo, dice el Señor. Son planes de bien y no de mal, para darles un futuro y una esperanza.

Me interesaría saber que Dios te hizo reflexionar con este pensamiento, asi que no dudes comentar. 

¿Estás buscando llegar a un nuevo nivel empresarial y espiritual? 

Aún estás a tiempo de descargar gratuitamente  mi libro digital  “FEMPRENDE” :aprende a usar principios bíblicos y empresariales para lograr tus metas de la mano de Dios. 

Descargar libro FEMPRENDE

COMPARTE CON EL MUNDO

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google

Deja tu comentario

Forma parte de la comunidad de FEmprendedores

Ten acceso a nuestro grupo VIP en facebook y beneficios exclusivos al volverte parte de los FEmprendedores.

Escucha nuestro Podcast